jueves, 26 de diciembre de 2013

Costurero de madera

Durante mis vacaciones de verano en el Pirineo, vi un costurero que me encantó. No lo compré porque era muy caro, pero después me arrepentí…Pasadas unas semanas, localicé en una tienda de mi ciudad uno exactamente igual pero… era madera sin tratar y el que a mí me había gustado era blanco roto, muy bonito…



Me encapriché y lo compré pero había que pintarlo. Fui a una tienda de Bellas Artes y compré Patina blanca y una lija y me puse manos a la obra.



Desmonté el costurero y lo lijé, después le di un par de capas de Patina y volví a lijarlo, esta vez con una lija fina y sólo por algunos trozos, para darle el aire envejecido.


Lo dejé secar y volví a montarlo…
Este fue el resultado:
 


 
¡¡Espero que os haya gustado!!



domingo, 22 de diciembre de 2013

Regalo para bebés




En poco tiempo, mi familia ha aumentado con el nacimiento de unos preciosos bebés. Mis primas han tenido hijos y pensé regalarles algo hecho por mí.
En la tienda online Fabric tienen unas telas de franela estupendas, así que decidí comprar para la nena alguna con motivos de hadas, concretamente elegí “Fairies Spring Celebration Blue” y para los nenes una tela muy dulce de Winnie, “Sleepy Pooh Moons and Stars Light Blue”. Para las traseras, me decanté por telas sólidas, también de franela.
Es un proyecto rápido de hacer. A continuación os muestro cómo lo hice.




Necesitamos 2 yardas de franela: una estampada y otra lisa, una base de corte, un cutter, una regla… y útiles de costura (máquina de coser, hilos, alfileres..).

Colocamos el derecho de ambas telas cara a cara sobre la base de corte y ponemos encima la regla, en mi caso emplee la regla June Taylor, de modo que fui igualando las dos telas.



A continuación, manteniendo ambos derechos de las telas cara a cara, hacemos coincidir las esquinas y comenzamos a poner alfileres para que no se nos muevan las telas al pasarlas a máquina.

 

Pasamos a máquina dejando el hueco suficiente para poder dar la vuelta a la manta.



Una vez hemos pasado a máquina toda la manta, le damos la vuelta y terminamos de coser el hueco que hemos dejado con puntada invisible


¡Y ya tenemos la manta terminada!